Información

¿Pueden los perros entrar en Home Depot?

¿Pueden los perros entrar en Home Depot?


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

¿Pueden los perros entrar en Home Depot? y compra un outlet

A:

Los perros no tienen los mismos derechos que los humanos para comprar cosas en Home Depot. Y como Home Depot es dueño de Circuit City, tiene razón.

Los perros pueden entrar a la tienda y hay lugares de estacionamiento para mascotas disponibles en todas las tiendas, sin embargo, las personas que trabajan en las tiendas tienen la última palabra si el perro puede comprar.

Si su perro entra allí, corre el riesgo de que lo detengan por interrumpir las compras y posiblemente lo expulsen de Home Depot por un período corto o largo, según las circunstancias y el motivo del problema. También corren el riesgo de ser expulsados ​​de la tienda o incluso arrestados.

A:

Los perros no tienen los mismos derechos que los humanos.

No querrás preguntar si los perros pueden comprar en Home Depot. Lo más probable es que la respuesta sea no.

Les preguntaría si me dejarían llevar a mi perro a la tienda. Es una opcion.

He estado en Home Depot, no en una tienda que admite mascotas, al mirar los gabinetes. Me han rechazado.

A:

Recientemente, estuve dentro de algunas tiendas de Home Depot y noté que el área de estacionamiento para perros generalmente está en un lugar separado, por eso es más probable que vea perros en el estacionamiento y no tenga el área para mascotas dentro del estacionamiento. Tienda. Si su perro ha estado antes en una tienda Home Depot, probablemente no tendrá ningún problema con ello.

Creo que también depende de la tienda en la que se encuentre y del tamaño de su perro: los perros más grandes tienen dificultades para entrar y salir. Además, la forma en que los empleados parecen tratar a los animales en esa tienda afectará la forma en que te reciban.

A:

Pregunte si está bien llevar al perro a la tienda y no si puede o no llevarlo a la tienda.

Si el dueño dice que sí, pregunte si puede llevarlo a la sección de mascotas si la tienda permite perros.

Si el dueño dice que no, sea cortés y dígales que la tienda no admite perros.

Su razón de estar en la tienda no le importa al propietario, al propietario de la tienda ni a los empleados (en general).

Si el dueño dice que está bien, pida usar el baño si no lo ha hecho antes, y no mencione a su perro.

A:

Si es una tienda de mascotas grande, como una petco, por lo general te permitirá llevar un perro a la tienda. La regla en otras tiendas de mascotas es menos clara. Si no pregunta y simplemente lleva al perro a la tienda con usted, es posible que decidan llamar al gerente de la tienda y denunciarlo.

A:

Una cosa que puede hacer es hacerse amigo del gerente de la tienda de mascotas: tiene un gran interés en tener una buena relación con él y, a la larga, eso podría ahorrarle un dolor de cabeza.

Me llevé a mis perros a un par de tiendas de mascotas, a algunas no les importó y a otras sí. Me hice amigo de los gerentes de los lugares que tenían y no tenían problemas con la presencia de mis perros.

Como señaló @Jasen, un gerente podría estar dispuesto a permitirle llevar a su perro a la tienda si ve que tiene una razón válida para estar allí y usted puede brindarles la información y la explicación adecuadas.

Sin embargo, debe tener en cuenta que si le dejan en claro que no quiere que su perro esté allí, hay ciertas cosas que puede hacer para mitigar cualquier problema futuro que pueda tener.

La primera es que, si bien es posible que le hayan dejado en claro que su perro ya no es bienvenido, es mucho más probable que se lo guarden para sí mismos. Eso no significa que no sean groseros, pero la forma en que te comunicas con ellos es importante. Descubrí que mi tono era un factor muy importante: si era respetuoso, se me concedía el beneficio de la duda y no se permitía la entrada a mis perros en la tienda. Si fuera ruidoso y discutiera o incluso fuera grosero, sería mucho más difícil resolver las cosas.

En segundo lugar, hice lo mejor que pude para ser flexible en el horario de la tienda. Si la tienda abriera a las 9 am un sábado y cerrara a las 10 pm esa noche, planearía visitarla justo cuando la tienda abriera para tener toda la mañana para comprar. Incluso podría tomar la decisión de quedarme en casa durante esas horas para no tener que preocuparme por mi perro mientras compraba.

Cuando me estaba preparando para visitar la tienda de mascotas con mi perro a cuestas, traté de mantenerlo ligero. No quería estar muy emocionada y nerviosa, así que hablé sobre el tipo de cosas que estaba buscando y traté de describir a mi perro de la manera más simple posible. Si tuviera dudas o estuviera nervioso por algo, se lo mencionaría al gerente de la tienda de mascotas y le preguntaría qué recomendaría.

Como has visto, tienen diferentes políticas sobre lo que le sucede a tu perro una vez que lo tienes, lo que afectará tu forma de interactuar.


Video, Sitemap-Video, Sitemap-Videos